Anoche me acosté pronto, con la

Anoche me acosté pronto, con la intención de dormir, pero nada más cerrar los ojos me puse a pensar en ti. La herida de tus recuerdos empezó pronto a sangrar, como esa cicatriz, que se vuelve a señalar.

[Total:0    Promedio:0/5]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *