Con un moreno al que quiero, y

Con un moreno al que quiero, y nunca podré olvidar sueño todas las noches sin poderlo remediar. Sueño con sus ojos, que son como dos luceros, con su personalidad, con su sonrisa en los labios y en su forma de mirar. Son sueños tan profundos que nunca podré olvidar, porque me gusta y lo quiero y no lo puedo negar.

[Total:0    Promedio:0/5]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *