Ayer me mandaron a la orca, con la

Ayer me mandaron a la orca, con la sentencia leida si dejaba de quererte me perdonaban la vida… y yo le dije al verdugo unas palabras muy sencillas… Tire de la cuerda amigo, que ¡olvidarlo es imposible!»»

[Total:0    Promedio:0/5]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *