Cuando te vi no eran mis ojos lo

Cuando te vi no eran mis ojos lo que te veían, sino mi alma cuando te escuché no eran mis oidos lo que te escuchaban, sino mi corazón… y comprendí que se ve con el alma y se escucha con el corazón… y cada vez que te veo y te escucho, siento ese gran amor por ti.

[Total:0    Promedio:0/5]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *