Una vez te soñé, pero no creé

Una vez te soñé, pero no creé que llegaras a existir, eras bella y dulce y cuando te conocí todo cambió, ahora sé que los sueños se vuelven realidad si tanto los deseas y no los olvidas.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.