Por mucho daño que me hagas,

Por mucho daño que me hagas, jamás romperás mi corazón, porque un día entrastes en él y la puerta se cerró . Por eso, si me matas sin tu amor, mueres envuelto de dolor.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.