No dejes de sonreir nunca ni tan

No dejes de sonreir nunca ni tan siquiera cuando estés triste, porque nunca sabes quién se puede enamorar de tu sonrisa.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.