Odio que me mientas y que tengas

Odio que me mientas y que tengas razón, odio que alegres mi corazón, pero aún más que me hagas llorar, odio no tenerte cerca y que no me hayas llamado, pero sobre todo odio, no poder odiarte, porque no te odio ni siquiera un poco, nada en absoluto.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.